Situación de las lenguas minoritarias en Europa

Representantes de todo el mundo se han reunido en San Sebastián en el marco del Foro Europeo de la Diversidad Lingüística con el objetivo de analizar la situación de las lenguas minorizadas y la educación plurilingüe. Después de dos días de jornadas sobre protección lingüística, hoy se ha presentado el Protocolo de Garantía de Derechos Lingüísticos (conocido como Protocolo de Donostia), un documento histórico con 180 medidas concretas para defender los derechos de las lenguas minorizadas. Al acto han participado unas 600 personas, entre ellos había representantes de varias asociaciones como Òmnium Cultural o Acción Cultural del País Valencià.

También han asistido miembros del CIEMEN (miembro del grupo científico que ha elaborado el protocolo). Su fundador Aureli Argemí ha hecho un pequeño parlamento a favor de los derechos de los hablantes de lenguas minorizadas.

Lenguas amenazadas con desaparecer

Durante las deliberaciones que se han hecho esta semana en el teatro Kursaal de la ciudad vasca, Frank LaRue, director general adjunto de comunicación de la UNESCO, también ha presentado el nuevo mapa de las lenguas amenazadas del mundo. Actualmente 2680 lenguas están en peligro y de estas 1.720 tienen menos de 10.000 hablantes.

A pesar de que en el Estado Español hay diferentes lenguas oficiales, tan solo el castellano recibe el trato que se merece. Indudablemente, la diversidad lingüística es un rasgo que enriquece a cualquier país y desde el ámbito político deberían destinarse fondos y esfuerzos para fomentarla, en lugar de convertirla en arma arrojadiza únicamente con fines electorales. No se puede jugar con un bien tan preciado como son los idiomas con siglos de historia. Además, si tanto se les llena la boca a los políticos cuando hablan de cultura, no tendría mucho sentido que siguieran persiguiendo de tal manera el elemento cultural por antonomasia que es la lengua materna para cientos de miles ciudadanos de este país.